miércoles, 29 de agosto de 2012

POLVO DE LUZ

Polvo : galaxias en el espacio galaxia círculo de la forma

Polvo : galaxias en el espacio galaxia círculo de la forma


POLVO DE LUZ


Este pobre barro
que somos
bajo tu Sol compasivo
nos desintegramos 
y nos elevamos
en polvo de luz
al encuentro de tu aire
enamorado....... 

POR LAS CALLES RECORREN VOCES
HÁLITOS DESESPERADOS
TRANSITAN CON ATRÓZ VELOCIDAD
HASTA APODERERSE DE LAS MENTES
MANCHÁNDOLAS DE ROJO
CLAVAN EN LAS CONCIENCIAS
EL DOLOR.
VOCES QUE IMPONEN CÓMO HACERLO
O NO.
Y ME ENCUENTRO
EN UN CHARCO DE PALABRAS
AGÓNICAS
CARENTES DE PODER.
ALGUIEN VINO HACE MUCHO TIEMPO
Y QUITÓ EL VERBO.
 

YA NO ES LO MISMO.
LA ARTERIA ORIGINAL
NO PUEDE CONTENER
TANTA PALABRA DESBOCADA.

AHORA MIRO LAS VEREDAS
Y SÓLO EXISTEN IMÁGENES.


RÉQUIEM A UN ZANCUDO.. 
Tú, 
que vienes de no sé dónde, 
con tu casi cuerpo, 
belleza inconclusa, 
me rondas impaciente 
afilando tu daga etérea. 
Quiero atraparte antes 
que aterrices en mi piel 
y me dejes en zozobra toda la noche,
pensando en mis venganzas rojas. 
Ahí vienes zigzagueando 
ebrio de placer con tu risa eléctrica. 
Ah! 
pero aquí estoy 
esperándote 
con mis palmas de aeropuerto. 
Al fin 
te pulverizo 
con mi aplauso de bienvenida 
al otro mundo..

LA MANO DE NADIE. 

CON CIELO PROPIO. 

Publicado en Oct 18, 2009

CUANDO TE HACES SILENCIO
MIL RUMORES
SE ENREDAN
COMO RAÍCES
EN MI TIERRA.
CUANDO TE HACES PALABRA
EL UNIVERSO
SE INCRUSTA
EN MI SEMILLA.
EL TIEMPO
EL MILAGRO
NAVEGAN
EN ESTAS CUATRO PAREDES. 


EL SUEÑO QUE UNA NOCHE ME REVELÓ.. 

Publicado en Oct 18, 2009

EL TREN QUE UN DÍA TE LLEVÓ
ES EL MISMO QUE AHORA ABORDO.
ESTAMOS PRÓXIMOS
A ENCONTRAR
NUESTROS LATIDOS.. 

INVÍTAME A DAR UN PASEO.
 
Publicado en Oct 18, 2009

...cuando la memoria del cuerpo
se despierta, y un antiguo deseo atraviesa la sangre;
cuando los labios y la piel recuerdan,
cuando las manos sienten
que aún te tocan.
VUELVE
K. KAVAFIS.

INVÍTAME A DAR UN PASEO.
"YO TE ENTREGO LA MITAD DE MIS HUESOS"*

Manos que galopan sin rumbo 
no me aten los ojos ni la voz, 
apenas soy un pedazo de piel respirando. 
Sin querer caen los huesos de mi voluntad. 
No importa que el dolor reme hasta la orilla 
de tu pecho y no te abrace más, 
ya nunca más con mis alas, 
porque no tengo alas ni brazos 
ni piernas y el sol de mi boca se apaga.
Sucede que anoche me atrapó el musgo 
de una nueva y frenética ansiedad, 
más fuerte y honda que la anterior.
Sé que paso mucho tiempo 
mirando el horizonte sin poder tocarlo.
Pero ahora no sé si los párpados se abrirán 
para tragar todas las montañas, 
las aguas dulces y saladas, 
los colores de la tarde y tu boca 
emergiendo de otro mundo. 
Ese mundo impregnado de alcohol en sus orillas, 
con la humedad que me sigue sin pausa, 
lejos del asco, tirado en la basura de otro lugar.
Siento que pronto voy a escribir con mis dedos 
en tu columna y tus hombros se abrirán 
como abanico al encuentro de mi rostro sudoroso. 
No obstante, ciento de veces he visto en mis viajes 
al pasado esos tallos que asoman tiernos y embriagados, 
pero en cada invierno se rompen los pulmones 
de los muertos que se estiran en bóvedas de cicuta. 
Los muertos caminantes y desérticos, 
bebiéndose todos los cactus, 
secando las raíces en una mesa de vasos secos.
Aunque debamos extraviarnos para siempre,
 no voy a transar con mi tarjeta de crédito 
el resto de las palabras de aquellos trashumantes 
ni dejaré manso el lomo para que las vacas sagradas 
caminen por él. 
Solo miro detrás de la luna, 
porque ahí te escondes para mí, 
después de esa noche, 
cuando nos suspendimos del planeta rojo 
y nos impregnamos de tantas luces 
con nuestras ropas líquidas en movimiento. 
Al desprenderme te dije: 
muy pronto daré un paseo sobre la ciudad de cruces, 
creo que es lo mejor en estos momentos. 
Y así fue. 
Di la vuelta para no tropezar con tu sombra, 
dispuesta a hipotecar tu felicidad,
porque a fin de cuentas no sabe parir con sangre.
Siempre lo dijo: 
sin que nadie me vea, eyaculo mi verguenza. 
Todo queda atrás, menos tu aliento verde, 
que está aquí lamiendo mis heridas.
Luego vuelve a ser como al principio. 
El bosque húmedo, los troncos tirados en el camino 
y nosotros hablando de ríos subterráneos. 
Nos atrapamos por un tiempo largo. 
Nos despojamos hasta de nuestras sombras 
y nos aturdimos con nuestras íntimas plegarias, 
para luego quedarnos absortos, a formar parte del barro, 
destilándonos gota a gota, cada uno en furtivos pasos.
A pesar de tantos recorridos, el rumbo se pierde 
y nada lo detiene. 
En cambio, unos cuantos porfían por otras cosas, 
otros nuevos espacios entre las ruinas, que serán nuestras voces.
Si esta vez me dicen que ya basta de volar por otras esféras, 
dejaré en silencio todas mis páginas, 
para viajar a instalarme en tu oído 
susurrándote cada uno de mis secretos, lo de siempre.
Al final seremos devorados por la mismo locura.
----------------
*Mafud Masis. 


 INSOMNIO.. 

Publicado en Oct 18, 2009

La noche está ladrando, 
la llave del baño se queja,
nadie dice nada, el cielo hueco, 
silencioso, inmóvil, solo.
Sombras dan vueltas por el techo, 
el miedo , el crujido, el viento se lleva las sábanas, 
un hoja negra en el árbol negro, se mueve, 
una pisada se detiene en mitad del cuarto, 
respira cerca y se queda ahí todo el tiempo. 
Tarda tanto el otro día, tarda tanto la voz.
 

SIN RUMBO.. 

Publicado en Oct 19, 2009

DE QUÉ SIRVE LA ALEGRÍA
SI LOS RECUERDOS ESTÁN LLORANDO
AFIRMADOS EN UNA VENTANA,
QUE YA DIFUSA SE PIERDE EN LA RETINA.


SIN RUMBO..

El viento,
la noche,
las luces,
el paraguas,
locura.
Y yo aquí,
temblando en esta esquina,
entre bocinas y neumáticos
pienso: alguien tiene que remendar la razón,
agoniza sobre los techos.

A LAS NUEVE..

Ventanas, 
el vaho, una chimenea, oscuro. 
Y el piano: "...hoy tengo ganas de volver a verte...".
Un espejo, 
Charles Chaplin, las velas, el humo del cigarrillo 
ondula buscando asilo.
Ahora: "...qué ganas de abrazarte, 
que falta que me hacés...". 
Luego: "...por la blanda arena que lame el mar...".
Y otra vez: "...gracias a la vida...", 
mientras las parejas se tocan los dedos 
bajo el cuadro de Gardel. 
Las mesas de vidrio, un vaso y de nuevo:
 "...strangers in the night...". 
Al fin las bocas devoran pizza.. 

BOHEMIA DE A DOS..

Caminemos las horas
de esta calle silenciosa
como tus ojos.
De los muros emerge la bohemia,
siempre vacía para nosotros.
Qué tarde la tibieza, no crees..

DESPUÉS DEL NAUFRAGIO..

De los apartados muros 
tus cercanas huellas vienen 
atravesando rostros y frases. 
De las desgastadas paredes 
emerge tu nombre pleno de aromas grises.
Tu nombre, en medio 
de siluetas obscenas,  
me llama con sus pétalos de loto. 
No puedo evitar estos pies viscerales, 
mis pasos se hunden con sus raíces 
doliéndose en la noche. 
No puedo evitar la soledad neoprénica 
en esas bocas secas deambulantes 
bajo la lluvia de barro. 
No puedo evitar 
el frío de los húmedos en orina y alcohol.. 


MARCIA FLANDES


LA MANO DE NADIE.


Polvo : Lejos de ser un espacio nebulosa brillaba como fondo abstracto

Polvo : Lejos de ser el espacio brilló nebulosa como resumen de antecedentes



lunes, 20 de agosto de 2012

DE LO IMPOSIBLE


 


DE LO IMPOSIBLE

Hurgando 
dentro de la cesta de papeles 
imposible encontrar el sosiego. 
Una noche callejera de tarros vacíos 
y humo 
con sabor a ceniza
dejan escombros solitarios 
en la habitación cálida.
Dicen que es imposible
pero yo digo lo único posible es
amortiguar la existencia 
exiliada
de algún tugurio maloliente
pues tienen la clave para resistir 
dentro de lo estoico, parados en sus dos pies
contemplando lo imposible......


 

 


LA MANO DE NADIE.